En todos los hogares hay un espejo, o dos, o tres,…Aunque nos negamos a reconocer que nos encanta un espejo, es un elemento imprescindible en nuestras vidas.

Me encantan los espejos como elemento decorativo,  logran ampliar y profundizar los espacios, consiguen que una habitación se vea más espaciosa y elegante, además son muy versátiles y tienen hueco en cualquier estilo de decoración.


Los hay de diferentes formas, tamaños y estilos, los hay con marco, sin marco, envejecidos, espejos de pie, para colgar en la pared, como material de acabado en las paredes, como revestimiento de muebles, sobre chimeneas, como cabecero en el dormitorio,…  por lo que es fácil encontrar el espejo perfecto para cada espacio.

¿Os gustan los espejos?

Podéis comentarlo en esta entrada, en nuestra página de facebook o en nuestro perfil de twitter.

¡Feliz jueves!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *