El sonido de una antigua maquina de escribir me transporta a mi infancia, a mis primeros años de colegio,… Ese sonido podía escucharse en casi todas las administraciones públicas,  colegios, oficinas,…

Hemos avanzado mucho y ya casi no las necesitamos, aunque en algunos lugares aún las siguen utilizando, pero creo que una maquina de escribir tiene un toque romántico, elegante, vintage,…


Recuerdo mis primeros trabajos del colegio, donde había que concentrarse al máximo para no confundirse al escribir porque si te equivocabas tenías que empezar de nuevo, es el único fallo que tienen estas preciosas máquinas de escribir, que no existe Ctrl+z. También recuerdo las cartas que llegaban a casa, los cursos de verano de mecanografía, todo ese encanto que envuelven estas preciosas maquinas….

Ahora se utilizan para decorar, para elaborar pequeños documentos, aunque no se han dejado a un lado del todo. Existen muchos elementos y aplicaciones móviles para simularlas y adaptarlas a nuestras modernas tabletas y teléfonos móviles.

Me encantaría tener una mesita en el recibidor de casa con una de estas preciosidades donde los amigos pudiesen escribir y dejar sus mensajes, comentarios, … De hecho creo que voy a desenfundar mi antigua maquina de escribir y voy a crear algo con ella,…

¿Os traen bonitos recuerdos las máquinas de escribir?

Animaos a comentarlo en esta entrada, en nuestra página en facebook o en nuestro perfil en twitter.

¡Feliz miércoles!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *