Las cómodas son el complemento perfecto para ampliar la capacidad de almacenaje de nuestros armarios, es uno de los muebles auxiliares favoritos utilizados en la decoración de interiores.

Existen muchísimos modelos y estilos que podemos adaptar a cualquier ambiente sin problema. En sus inicios era un mueble que se situaba únicamente en las estancias de dormir, hoy en día su lugar puede ser cualquier estancia de la casa como pasillos o hall de entradas, en el salón haciendo a la misma vez de aparador, en dormitorios para bebés como cambiador, e incluso, cuando las dimensiones lo permiten, en los baños, cocinas, estudios,…

Lisas o con relieve, de formas rectas, de estilo vintage o rustico, … multitud de opciones. Además si ya tienes una cómoda y no te encaja con la decoración del dormitorio, del salón o la oficina, puedes optar por varias soluciones: pintarla de colores, lacarla en un tono plateado, forrarla con papel pintado, barnizarla o restaurarla, e incluso aplicarle ilustraciones.

Me parece un básico indispensable para tener todo ordenado y organizado, están muy de moda las de estilo vintage y romántico, le aportan a la estancia un toque bohemio y elegante.

¿Tienes una cómoda qué se adapta a ti, a tu ropa y a tu espacio?

Os animamos a comentarlo en esta entrada, en nuestro perfil de facebook o twitter.

Feliz miércoles!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *