Seguro que si no lo tienes, sueñas con tener un vestidor.  Aunque a priori te parezca que no tienes espacio, estoy segura que después de leer la entrada de hoy encontrarás la forma de hacerte con este espacio, aunque sea en versión ”mini” para tener todas tus cosas bonitas y a la mano.

Si ya lo tienes y quieres modificarlo, y si no tienes y quieres diseñarlo, no te pierdas estos simples consejos a tener en cuenta a la hora de crearlos:

Iluminación: Debe tener muy buena iluminación, si es natural mejor, y si es artificial debe de ser suficientemente potente, para amplificarla puedes ayudarte con espejos, que nunca están de más!
Espacio; como comentábamos antes, cuanto más grande mejor, pero hay que aprovechar al máximo el disponible. ES fundamental crear una buena distribución por productos, tipo de prendas, etc. Si existe la opción de añadir un sillón y un tocador, hará sentirse más cómoda a la hora de cambiarse.
-Organización; requisito indispensable, ya que su función es ayudarnos a localizar con facilidad cualquier prenda. Es importante hacer diferentes tipos de armarios/colgadores para cada tipo de prenda. Para los accesorios y zapatos podemos ayudarnos de cestos, cajitas, bolsas decoradas, …
Comodidad; suele resultar más cómodo que la ropa este expuesta a la vista, así nada se nos queda en el fondo del armario. Si el vestidor es toda una habitación, se recomienda eliminar puertas y optar por espacios abiertos. Y lo más cómodo, es clasificar las prendas por tipos y colores. Además si utilizamos perchas y elementos para organizar del mismo color o tono conseguiremos una armonía muy cálida en esta estancia.
Pero como vale más una imagen que mil palabras, ahí van unas cuantas de fotografías inspiradoras…

Como habéis visto podemos instalarlo en una habitación completa, junto al baño, separándolo del dormitorio con una pared abierta, un biombo, instalándolo en un rinconcito de la estancia,…
Si tenéis que compartirlo con vuestro chico o chica, suerte a la hora de repartir que espacio,  esto puede convertirse en una guerra. Si no os gusta tener las pendras al descubierto podéis optar por ponerle puertas, se recomienda con parte de cristal para ver lo que tenemos y correderas para aprovechar el espacio.
Espero que os haya gustado e inspirado para crear vuestros propios rinconcitos.
¿Con cuál de ellos te quedas? Deja volar tu imaginación, seguro que se te ocurren un millón de cosas más.

Pero si necesitas ayuda, os recordamos que Boache se dedica también al diseño y decoración de interiores,  no dudéis en consultarnos y pedir presupuesto sin compromiso alguno. Nos encanta mirar y mirar, buscar y buscar elementos de decoración, mobiliario, tejidos, … para encontrar todo aquello que haga de tu espacio eso mismo: “TU ESPACIO”.

Podéis poneros en contacto con nosotros a través del correo info@boache.com, en nuestro perfil de facebook  o  twitter, o bien llamando al 627398639. Nos ajustamos a todos los presupuestos haciendo algo original, único y personal.

Feliz martes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *