Así podríamos definir el estilo de decoración industrial, espacios peculiares que denotan independencia y rebosan juventud.

Espacios abiertos con grandes alturas, tuberías a la vista y superficies creadas con materiales que parecen que no están acabados son las bases de este estilo de decoración que tiene sus origenes en Nueva York, donde viejas fabricas y almacenes se empezaron a transformar en originales lugares donde vivir.

Ladrillos a la vista, metal, cemento y hormigón, maderas rusticas,… son algunos de los elementos que caracterizan estos ambientes.


Colores fríos, poco mobiliario de estilo minimalista y piezas recicladas completan estos peculiares espacios tan de moda actualmente.

Creo que mi amor por la ciudad que le dio origen es el motivo por el cual me encanta este estilo de decoración, su filosofía, su fundamento,…

¿Y vosotros, ya conocíais este estilo de decoración?.¿Harías de una fabrica o almacén vuestro hogar? Yo rotundamente SI.

Os animamos a que lo comentéis en esta entrada, en nuestra página en facebook o en nuestro perfil en twitter.

Feliz martes a todos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *