Pues sí, un sofá gris es como esa camiseta blanca y esos jeans que tienes en tu armario, que según con que lo combines te vienen perfectos para cualquier ocasión. Lo mismo ocurre con los sofás en tonos grises, la variedad de ambientes que puedes llegar a crear es increíble.

El gris es un color elegante y sobrio, pero también puede llegar a ser divertido e informal, todo depende de como y con que lo combinemos.

Inspirémonos con estas preciosas imágenes…

sofa gris

Aunque se le sigue considerando un tono frío, transmite calidez y además como podéis ver no te obliga a seguir ninguna regla, es una pieza que “pega con todo”…

Y vosotros, ¿tenéis un sofá en gris?, ¿cómo lo combinarías, con muchos textiles a color, con tonos más suaves para conseguir un ambiente de algodón,…?

Os espero en los comentarios…

Feliz martes a todos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *