Cuando escuchamos la palabra mimbre o ratán seguro que lo relacionamos con el verano, el estilo rústico de las casas de campo, esos sillones que podíamos ver en la casa de nuestros abuelos,… cuantos recuerdos, ainss…

Tanto el mimbre como el ratán son materiales que se utilizan cada vez más en el diseño de interiores, donde podemos encontrar desde elementos decorativos hasta muebles de alto diseño. Ambos encajan perfectamente con muchos estilos decorativos, especialmente con el vintage, el shabby chic, el estilo escandinavo o el estilo retro. Mirad que cosas tan bonitas…

Cestos que aportan calidez a los espacios, grandes lamparas que dotan las estancias de personalidad, muebles que dan un toque de frescura y naturaleza a los ambientes,… además podemos combinarlos con una gran variedad de materiales y textiles.

Y tú, ¿utilizas el mimbre como elemento decorativo?. Yo sí y he de decir que se consiguen combinaciones preciosas. Te espero en los comentarios!

Feliz jueves a todos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *