Te doy las gracias por ser nuestro mejor regalo cada día. Sí a ti, a ese bebe que llegó a nuestras vida hace ya tres años y poco a poco se está convirtiendo en un hombrecito, más rápido de lo que a papá y a mi nos gustaría, pero la vida es así, cuando las cosas son bonitas el tiempo pasa rápido.

Para papá y para mi no sólo eres un nuevo desafío cada día, eres ese motor que nos hace crecer, que nos hace luchadores, que nos hace motivarnos, que nos hace comprendernos, que nos hace organizarnos, pero sobre todo QUE NOS HACE MUY FELICES. Sólo necesitamos escucharte y verte sonreír para recordar que la vida nos ha puesto delante el mejor regalo que podemos tener cada día, que hay cosas que no son fáciles, pero que merecen la pena si se viven a tu lado.

Diamantino

Es cierto que no todo es un cuento de hadas y que también tienes tus rabietas, tus malas noches, que se unen con las prisas y el estrés del día a día, pero en ese aspecto la vida también es así y poco más podemos hacer, pero con eso nos has enseñado a ser pacientes, a ser generosos, a respetar, a querer sin limites, sin condiciones… nos has enseñado tantas cosas que creo que estamos en deuda contigo vida mía.

Podría estar todo el día escribiendo cosas bonitas de ti, pero se me ha olvidado el babero y el teclado se ha llenado de babas al ver estas fotografías que me recuerdan que estos tres años han sido los más bonitos de nuestras vidas, y que espero y deseo con todas las fuerzas de mi corazón que sean muchos más.

Felicidades y gracias por darnos todo de ti cada día!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *